Rinoplastia nariz ancha y chata. Imagen de una mujer blanca, joven y guapa que se señala la nariz mientras sonríe. Tiene el pelo largo y castaño, ojos grandes y marrones y la piel bronceada.

Rinoplastia de nariz ancha y chata: qué es y cómo puede ayudarte

10 minutos

Tu madre la tiene y tú también. «¡Somos de nariz ancha!», te dicen. Pero a ti no te gusta porque rompe la armonía de tu cara. ¡Ni las gafas que te gustan te puedes poner! La rinoplastia para nariz ancha o chata es una de las intervenciones más comunes en cirugía, no sólo por motivos estéticos sino también por razones funcionales, pues en muchos casos puede causar dificultades para respirar.

Como ya hemos comentado en anteriores artículos, así como las personas somos distintas, las narices también lo son. De la misma forma, los cánones de belleza no son los mismos en hombres y mujeres, y las rinoplastias tampoco. Los elementos que coinciden en todos los cánones y en todos los estándares de belleza son la armonía y la proporción. Y la nariz, por ser la parte que más sobresale de la cara, juega un papel fundamental.

¡Consigue tu guía gratuita y conoce qué tipo de rinoplastia estás buscando!

¿Cuándo podemos considerar que una nariz es ancha? 

Tú mismo lo puedes comprobar. Ponte delante del espejo y si la anchura de tu nariz (incluyendo las fosas nasales) es mayor que la distancia entre tus ojos, tienes una nariz ancha. La anchura del puente de la nariz o dorso nasal debe ser, aproximadamente, el 80% de la anchura de las fosas nasales.

A la hora de corregir con rinoplastia una nariz ancha y chata es importante tener en cuenta los factores que hacen que tenga esa anchura excesiva. En primer lugar, se debe a un motivo congénito: has nacido así. Tus huesos nasales son anchos y el cartílago que los acompaña también. 

En segundo lugar, puede ser por motivos étnicos: como es el caso de las razas negras y asiáticas que se caracterizan por tener una nariz ancha. En ambos casos, es frecuente que se tenga una nariz con la base ancha, un dorso poco proyectado (nariz chata) y una piel gruesa. 

Por último, una nariz ancha también puede ser consecuencia de una cirugía deficientemente planificada o en la que ha habido complicaciones. 

Primerísimo plano de una mujer blanca, joven y guapa. Solo se ve la parte de la cara que va desde las cejas hasta el nacimiento del labio superior, que solo llega a intuirse. Tiene el pelo oscuro, las pestañas largas y sonríe con los ojos cerrados.
¿Ya sabes qué rinoplastia estás buscando? ¡Descúbrelo en nuestra guía gratuita!

El procedimiento de una rinoplastia de nariz ancha y chata

Una nariz es ancha porque o bien su dorso, su tabique nasal o su punta es ancha. En el caso que la nariz sea ancha porque lo es su dorso o tabique nasal en la rinoplastia se suele realizar varias osteotomías (o fracturas de los huesos propios de la nariz) en cada lado para reconstruir el puente de la nariz y hacerlo más proporcionado. 

Otra técnica para la rinoplastia de nariz ancha y chata puede ser a través de la rinoplastia ultrasónica que permite realizar varias osteotomías (2 ó 3 en cada lado) con alta precisión y sin correr el riesgo de que se produzcan fracturas inesperadas y asimetrías. 

Otra opción cuando se busca un dorso más estrecho es realizar una rinoplastia mediante injertos (tejidos, habitualmente del propio paciente, que sirven para sustituir estructuras defectuosas o perdidas). De esta forma, el cirujano consigue dar al dorso una mayor proyección y altura.

En el caso de una base nasal ancha, el tratamiento más adecuado suele ser una cirugía de las alas o de las fosas nasales (alarplastia) para corregir su tamaño y forma. Este procedimiento consiste en disminuir el grosor y la longitud de las alas nasales y también en reducir el tamaño de la fosa nasal (orificio) en el caso en que estos también sean desproporcionados. 

Existen diferentes técnicas para afinar una punta nasal ancha. Por un lado, se puede adelgazar y moldear el cartílago que le da a la nariz esa forma bulbosa o redondeada. Y, por otro lado y para una mayor definición, se puede extraer el cartílago del tabique nasal o de detrás de la oreja para delinear una punta nasal más estrecha. 

Consulta con nuestros especialistas cuál es la técnica de rinoplastia para nariz ancha y chata más adecuada a tus características y necesidades. Recuerda que en Smart Clinic solo trabajamos con los equipos quirúrgicos que operan al mismo personal médico.

Después de la intervención…

Tras la rinoplastia de nariz ancha y chata, como en todas las intervenciones, es muy importante seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas para una correcta cicatrización y unos buenos resultados. 

Normalmente la recuperación es progresiva. Durante el primer mes, la nariz estará inflamada e incluso tendrás la percepción de que es más grande. No te preocupes, es producto de la hinchazón.

Puede aparecer un edema en la punta de la nariz, del segundo al tercer mes después de la operación, pero verás que la estructura irá tomando forma. Los resultados de la rinoplastia de nariz ancha y chata definitivos no suelen apreciarse hasta que no ha pasado un año. Paciencia, la espera habrá valido la pena.

Tipos de rinoplastia

Autor

  • Lluís Salvadó

    Lluís es anestesiólogo desde 1999 con supraesepecialización para cirugía plástica. También es docente en Másters y Postgrados como Innovador en eHealth en Medicina peroperatoria. Lluís es un apasionado de todo lo que hace leyendo y viajando siempre que puede.

​ ​

​ ​

Suscríbete al Blog de SmartClinic

¿Tienes dudas?