Un doctor revisa el postoperatorio de la rinoplastia de una paciente.

¿Cómo es el postoperatorio de la rinoplastia?

8 minutos

¿Por qué el postoperatorio es importante? Los resultados de la cirugía y tu salud dependen de ello. Durante el proceso de recuperación se aseguran los resultados de la operación, se evitan los efectos negativos en la cicatrización y en las funciones vitales y, lo más importante, proteges tu integridad. En la rinoplastia también.

¡Consigue tu guía gratuita y conoce qué tipo de rinoplastia estás buscando!

Durante el postoperatorio de la rinoplastia, la nariz sana y los tejidos se curan en su nueva posición ya que deben adaptarse a la nueva estructura tras la operación. Este proceso suele durar de 4 a 6 semanas, aunque hay que tener en cuenta que cada nariz es un mundo, cada cirugía un caso y cada caso es diferente e individualizado. Con esto queremos decir que la duración del postoperatorio dependerá del tipo de intervención y de otros factores.

Las primeras 2 semanas…

En las 24 horas siguientes a la intervención lo más usual es que el o la paciente lleve una almohadilla de goteo (o también dicho “bigotera”)  que se pone en las fosas nasales con la ayuda de una cinta adhesiva. El objetivo es recoger las secreciones de sangre que suelen darse durante la primera noche después de la cirugía. No te asustes, estamos hablando de pequeñas cantidades.

Una paciente escucha las recomendaciones del doctor en el postoperatorio de su rinoplastia.

No hables mucho después de la cirugía y no comas alimentos calientes o muy duros. Debes evitar todo aquello que te obligue a masticar mucho. Consume alimentos con alto contenido de fibras, como frutas y vegetales, para evitar el estreñimiento (puede ocasionar tensión y ésta ejercer presión en la zona intervenida). También ve con cuidado al cepillarte los dientes, hazlo suavemente para limitar el movimiento del labio superior. 

Aunque tengas la sensación de congestión nasal, no te suenes la nariz y evita estornudar. Puedes ducharte con normalidad pero, como la zona de la nariz estará reseca, lo mejor es que uses agua de mar para hidratarte las fosas nasales y reducir las molestias de las heridas.

Los primeros resultados ya se ven desde el momento en el que se retira la férula, normalmente a la semana de la operación. A partir de aquí, habitualmente, ya se pueden reanudar las actividades cotidianas. Evidentemente, evitando cualquier actividad intensa o deporte de contacto. Se coloca la férula en la nariz para ayudar a controlar la inflamación y garantizar la correcta cicatrización. 

Durante los primeros días del postoperatorio de la rinoplastia, es normal que sientas ciertas incomodidades. Suelen haber ciertas dificultades para oler y la necesidad de respirar por la nariz. Una de las recomendaciones, por su efecto antiinflamatorio, es aplicar frío por encima de la férula durante los primeros 3 días.

Entre los distintos consejos a seguir está dormir y descansar con el apoyo de dos almohadas grandes. Es importante dormir boca arriba (para no lastimar o golpear la nariz) y apoyar el torso para reducir la hinchazón, así como los moratones y el sangrado. También es recomendable evitar agacharse o levantar objetos pesados. Protege tu nariz de la exposición solar hasta que los hematomas hayan desaparecido (en caso contrario, podría pigmentarse la piel en la zona con hematomas y aumentar y generar inflamación). 

No bebas alcohol en los primeros 7 a 10 días porque aumenta la hinchazón y el riesgo de hemorragia prolongada. Si bebes, tu recuperación será más lenta y pueden surgir complicaciones.

De 2 a 4 semanas, en adelante…

En las 2 a 4 semanas tras la rinoplastia, los moratones y la hinchazón prácticamente han desaparecido. Los rastros suelen ser tan mínimos que son imperceptibles. No obstante, los huesos de la nariz suelen tardar, aproximadamente, unas 6 semanas en curarse.

Una cirujana revisa el postoperatorio de la rinoplastia de una paciente.

Durante los 3 primeros meses, después de la cirugía de la nariz, toda la zona tratada está cicatrizando. Hay que evitar cualquier golpe. A veces, los masajes ayudan en el postoperatorio de la rinoplastia. 

La punta de la nariz suele bajar al mes de la intervención. Es entonces cuando la mayor parte de la hinchazón en mejillas y labios se ha resuelto. A partir de los 3 o 4 meses la hinchazón de la punta nasal es prácticamente inexistente.

Como siempre decimos, es muy importante acudir a las visitas y revisiones obligatorias con el cirujano. Es necesario que el profesional evalúe que el proceso de recuperación se está produciendo de forma adecuada. 

Tipos de rinoplastia

Autor

  • Lluís Salvadó

    Lluís es anestesiólogo desde 1999 con supraesepecialización para cirugía plástica. También es docente en Másters y Postgrados como Innovador en eHealth en Medicina peroperatoria. Lluís es un apasionado de todo lo que hace leyendo y viajando siempre que puede.

Suscríbete al Blog de SmartClinic

¿Tienes dudas?