¿Por qué recurrir a un aumento de pómulos? Famosas que ya lo han hecho

Cada vez es más frecuente ver cómo las personalidades más conocidas se someten a la cirugía estética. La mayoría de celebrities pasan por quirófano para mejorar y armonizar sus rostros y una de las intervenciones más habituales es el aumento de pómulos. Famosas de todos los ámbitos han recurrido a él: actrices, como Meg Ryan, Angelina Jolie o Elsa Pataky, aristócratas, como la Baronesa Thyssen o empresarias, como Carmen Lomana.

¿Por qué recurrir a un aumento de pómulos? Famosas de todo el mundo ya lo han hecho

Los pómulos son un pequeño hueso de nuestro cráneo, paralelo a la nariz y situado en la parte superior de las mejillas, que sobresale de nuestro rostro como también lo hace el mentón. Sin embargo, cuando hablamos de pómulos, normalmente no sólo nos referimos al hueso, sino que añadimos a nuestro concepto mental también la musculatura y piel de ese área.

La realidad es que los pómulos son los que dan forma a la zona de las mejillas. Unos pómulos poco desarrollados dan al rostro un aspecto plano y envejecido y, en cambio, unos excesivos o muy prominentes pueden otorgar un aspecto rudo y agresivo.

¿En qué consiste el aumento de pómulos como el de gente famosa?

Esta intervención es una técnica quirúrgica que tiene como objetivo realzar las mejillas en el rostro de la paciente para devolver la armonía a la cara y mejorar las facciones. Es muy habitual que se combine el aumento de pómulos -famosas incluidas- con otras cirugías como la rinoplastia, el lifting facial o la mentoplastia -cirugía del mentón-, entre otras. 

Los beneficios de la intervención

En el caso de pacientes de edad madura -como Carmen Lomana-, la intervención suele buscar una recuperación de los volúmenes perdidos y devolver al rostro un aspecto más juvenil. En cambio, el aumento de pómulos en famosas jóvenes -como Elsa Pataky-, busca el efecto para conseguir una cara más angulosa, atractiva y femenina, con las facciones más marcadas.

En general, unos pómulos poco desarrollados desequilibran el rostro porque hacen que el resto de rasgos faciales parezcan más prominentes y exagerados. Por otra parte, unas mejillas sin volumen también provocan la pérdida del óvalo facial, aumentando el aspecto cansado y envejecido.

Tipos de aumento de pómulos

Existen diferentes alternativas para el aumento de pómulos. Famosas de todo el mundo recurren a intervenciones y tratamientos estéticos cuyos resultados son permanentes y definitivos, aunque también podemos encontrar alternativas temporales y más económicas. A continuación, analizamos estas dos opciones dentro de la cirugía estética.

Aumento de pómulos permanentes

Hoy en día los implantes faciales son más precisos -hechos a medida- y de mayor calidad, de modo que consiguen restaurar la apariencia de la paciente de forma natural. Es un procedimiento ambulatorio, mínimamente invasivo, con anestesia local y sedación, reversible y que no deja cicatrices.

Aumento de pómulos con prótesis customizadas

Las prótesis customizadas -con materiales biocompatibles como la silicona o polietileno- se insertan a través de pequeñas incisiones en el interior de la boca y los resultados son inmediatos. Los síntomas postoperatorios suelen ser hinchazón, hematomas y molestias al comer, pero con el paso del tiempo la inflamación y las molestias irán remitiendo.

Aumento de pómulos con lipoinyección

El aumento de pómulos en famosas que rejuvenecen su rostro

La lipoinyección es el procedimiento de aumento de pómulos a través de la infiltración de la grasa extraída por liposucción del propio paciente. Es una buena opción para personas con una pérdida de volumen leve y para eliminar la flacidez, sobre todo en los casos de envejecimiento, ya que devuelve la tersura y luminosidad de la piel a la vez que suprime las arrugas y cicatrices. Al ser un relleno natural -se reinsertan las células madre de nuestra propia grasa- no hay peligro de rechazo.

Aumentos temporales de pómulos

El aumento de pómulos a través de microinfiltraciones de ácido hialurónico es una técnica que ofrece resultados temporales. Como hemos explicado en otros artículos de este blog, a medida que vamos envejeciendo, nuestra piel pierde grasa, colágeno y ácido hialurónico, unas sustancias fundamentales para proporcionar volumen y elasticidad a nuestra piel.

El relleno de pómulos consiste en infiltrar ácido hialurónico de alta densidad, por encima de la estructura ósea del pómulo, para devolver el volumen y la posición de los tejidos que han disminuido por el paso del tiempo o, por ejemplo, por la pérdida de peso.

Aunque es una buena opción para rejuvenecer el rostro con este tipo de retoques, también es un tratamiento habitual en personas jóvenes para resaltar las facciones y el óvalo facial. Es una alternativa muy frecuente para el aumento de pómulos. Famosas, como Irina Shayk, ya han optado por el aumento de pómulos a través de rellenos de ácido hialurónico.

¿A quién debo recurrir para un aumento de pómulos?

Es fundamental escoger profesionales especializados en cirugía estética y con credenciales en este tipo de intervenciones. Nuestros Smart Doctors son cirujanos especializados en este tipo de operaciones y estudiarán tu caso en particular con detenimiento, antes de acompañarte a lo largo de todo el proceso.